La pila de lecturas – libros en dique seco

Volvemos a la carga con otra porción de la pila de lecturas pendientes, esta vez la de los libros que tengo a medias mientras leo otro. La verdad es que en esto yo suelo ser bastante disciplinado; leo los libros de uno en uno y rara vez abandono una vez que he empezado. No obstante, en el último año he dado con algunos que por un motivo un otro me han resultado duros de roer o me han exigido un descanso, y son los siguientes:

Libros en dique seco:

System of the WorldSystem of the Word de Neal Stephenson (Arrow Books): Por una cuestión de precio e impaciencia, comencé a leerme en inglés el Ciclo del Barroco una vez que terminé la estupenda Criptonomicón. Esta última tenía más de novecientas páginas en su edición original, así que fue partida en tres partes para su edición en español, lo que también multiplicaba prácticamente por tres su precio de adquisición. Dado que el Ciclo consta de tres partes con mil páginas cada una (nadie puede acusar a Stephenson de ser poco productivo), decidí que no quería tener que comprar nueve libros (al final creo que han sido ocho) cuando puedo comprar tres en su edición original, y mucho menos tener que esperar a que los fueran traduciendo y publicando.

Me leí con ganas Quicksilver y The Confusion, las dos primeras partes, pero reconozco que en System of the World perdí fuelle. No sé si debe a que la trama de esa parte es más lenta, a que no es un libro para leerlo cansado por las noches o en ratos sueltos, o a que Stephenson es tan apabullante que acaba por aturullar. Quizás sean las tres cosas juntas, así que terminé la primera parte (El Oro de Salomón) y lo aparqué.

El ciclo es tremendamente ambicioso: es a la vez una historia de la ciencia, los mercados financieros, las intrigas palaciegas, la alquimia y el pensamiento de finales del siglo XVII y principios del XVIII, aderezados con piratería, aventuras y ácido humor. En el se mezclan personajes históricos como Newton y Leibniz con los antepasados de los protagonistas de Criptonomicón. Probablemente lo retomaré en cuanto me sienta preparado mentalmente para hacerle frente.

eragon_libro.jpgEragon de Christopher Paolini (Roca Editorial): Un amigo de los que comentaba aquí me regaló este libro y su continuación, Eldest, por mi cumpleaños del año pasado. Y la verdad, empezaba a darme algo de reparo no haber comenzado todavía a leerlos. Sin embargo, me temo que no me va a gustar. Lo dejé parado en la página 67, porque a esas alturas no había encontrado nada que me haga pensar que va a merecer la pena leerlo, y llegaron otras lecturas que si me apetecían (Corsarios de Levante de Pérez Reverte, por ejemplo).

El problema probablemente sea que mi lectura de fantasía de los últimos tiempos ha sido la espectacular saga de Juego de Tronos (que no me canso de recomendar y que agradezco infinitamente que me recomendaran). Y claro, después de eso enfrentarte a esta pálida colección de lugares comunes del género pues no anima demasiado. Quizá mejore a medida que avanzas, pero no apostaría por ello.

Pero qué demonios, leer un libro es un precio pequeño a cambio de la ocasional ayuda para enterrar cadáveres, así que lo acabaré.

¡Nos leemos!

Acerca de multimaniaco

Part-time business and scientific hero with villainous plans to rule the world and make it a better place.
Esta entrada fue publicada en Literatura. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s