¿Por qué sale más barato un libro original importado que la edición española?

Hoy en twitter se preguntaba @aitoralonso por qué el ejemplar de Sunset Park de Paul Auster, libro que ha reseñado en su blog, le costaba 13 € importado a través de la Casa del Libro y 18,50 en la edición de Anagrama. Dado que al final me he explayado bastante en la respuesta, he decidido colgarlo aquí también y matar dos pájaros de un tiro.

Vaya por delante que soy ajeno al sector editorial, así que esto que sigue es lógica comercial y sentido común; si alguien detecta alguna columpiada, por favor que comente sin pudor:

La tirada de un libro conlleva los siguientes costes de producción en su lengua original:
1. Retribución al autor
2. Margen de beneficio de su agente
3. Margen de beneficio de su editor
4. Coste de promoción
5. Coste de producción (diseño, maquetación, impresión, etc.)
6. Margen de beneficio del distribuidor
7. Coste de distribución
8. Margen de beneficio del minorista
9. Costes del minorista

Supongamos ahora que lo quieres editar en otro idioma;
1-4 permanecen inalterados; es decir tienes que pagar al autor, agente y editor que poseen los derechos originales, y seguramente se te repercute tu parte proporcional del coste de promoción que ha servido para crear imagen global del autor, o simplemente se te sube el precio de adquisición de derechos, porque cuanto más 4, más fácil te va a resultar vender tu libro.

Puede que el importe de 1-4 sea algo menor para la edición en lengua extranjera, pero no creo que mucho menor; lo que pasará es que sacarán más margen.

5-9 son gastos que tienen que hacerse para publicar un libro igualmente; puede ser que en tu país los sueldos sean más baratos, tus distribuidores más eficientes o los márgenes más pequeños; pero también puede pasar que tus tiradas sean menores porque tu mercado es más pequeño, así que el coste se reparte entre menos unidades.

Y entre 4 y 5 aparecen una serie de costes que antes no había y que también hay que considerar:

A. Margen de beneficio del editor local
B. Coste de traducción.
C. Coste de promoción local, porque con la promoción global no vale; hay que promocionar al libro en tu país y en tu idioma.

En resumen: Si asumimos 1-4 y 5-9 iguales por unidad que en la edición original, lo que tenemos es que han aparecido tres partidas nuevas que también repercuten en cada unidad. Si tu mercado es más pequeño (España vs. USA, por ejemplo), pues resulta que tu tirada es más corta, el número total de unidades más pequeño y el coste total por libro más alto.

Comparamos esto con comprar el libro original en el extranjero directamente a un minorista (Amazon) y traerlo a España:
A. Coste de transporte
B. +/- diferencia de tipo de cambio, puede beneficiarte o perjudicarte, actualmente con libra y dólar frente a euro sales ganando.

Incluso si lo compras a un minorista español como Casa del Libro, este lo compra allí a precio de distribuidor, de modo que los costes pueden ser algo más altos, pero sigue saliendo mejor.

Además, en la parte minorista hay una diferencia crucial: en España el PVP del libro está fijado y el máximo descuento admisible el 5%. Eso quiere decir que seguramente hay una fiera negociación en medio entre editores, distribuidores y minoristas, donde todos quieren asegurar su margen, cubrir sus costes y además que el precio no se vaya de las manos; pero como al final una vez fijado ya no puedes bajarlo, es más probable que el número final sea alto que bajo.

En cambio, eso no ocurre en USA o UK, por ejemplo, y las grandes cadenas pueden ofrecer grandes descuentos aprovechando su poder de negociación o sus bajos costes, como en el caso de Amazon. Esto hace que los márgenes de todos se ajusten mucho más que aquí.

Esto conduce a que aquí se intente recortar en muchas cosas, por ejemplo en la traducción, lo que paradójicamente redunda en un ahorro escaso y en hacer que los que podemos nos decantemos por comprar originales; no sufrimos traducciones mal pagadas y malas y son más baratos.

¿Que nos cargamos el sector local? Pues sí, y ya pueden ir espabilando.

Edito: Todo este ejercicio asume que estamos publicando ediciones de calidad comparable en ambos países. Obviamente podría haber una variación debida a calidades porque todos sabemos que hay rústicas y rústicas.

Acerca de multimaniaco

Part-time business and scientific hero with villainous plans to rule the world and make it a better place.
Esta entrada fue publicada en Economía, Empresas, Literatura. Guarda el enlace permanente.

24 respuestas a ¿Por qué sale más barato un libro original importado que la edición española?

  1. Pingback: ¿Por qué sale más barato un libro original importado que la edición española?

  2. nach dijo:

    Mi “True story” personal es el último de la saga de Harry Potter, que es el ejemplo que siempre pongo.

    Coste de la edición EN INGLÉS en España: 27€.

    Coste de la misma edición en Amazon.co.uk, incluidos los gastos de envío (cuando los cobraban): 13€.

    No se dónde está la mayor parte de esa “hinchazón” en el precio, pero alguien en el camino se está forrando y no creo que sean los traductores…

    • multimaniaco dijo:

      Mi favorito es el caso del Ciclo del Barroco de Neal Stephenson; tres tomazos de casi 1.000 páginas cada uno en versión original, que compré a menos de 20€ cada uno se convirtieron en 8 libros en la edición española a más de 20€ cada uno. Y si quieres oír gritar a gente, pregunta a los traductores profesionales por sus tarifas, y no hablemos ya de derechos de autor.

      Esto, por cierto y como comenta @ptraci en Twitter, tiene un interesante corolario; estas partidas cambian radicalmente en el caso del libro electrónico, ese que pretenden vendernos tanto o más caro que el físico. No hay forma de justificarlo sin recurrir a gruesos epítetos.

      Nos leemos,

  3. elbuve dijo:

    Yo la primera vez que me di cuenta de la diferencia del precio fue con la “Los hombres que no amaban a las mujeres”. Edición española 22 euros, edición inglesa 10 euros.
    Siempre pensaba que los libros costaban más por la traducción, pero en este caso la versión inglesa era una traducción del sueco, y claro, la versión inglesa había que traerla desde fuera de españa, con lo que se suponía que había que pagar el transporte, con lo que ya no me cuadraban las diferencias (hablamos del doble de precio).

  4. ¡Cuánta vergüenza para el sector del libro!

  5. Tindriel dijo:

    A ver, el traslado de costes aquí no es exacto, al menos en mi experiencia. Cuando adquieres los derechos de publicación de un libro en España sueles tratar con un agente, cuyas condiciones son/

    A) Un adelanto X
    B) Un porcentaje sobre el PVP de Y, que ya reparten ellos con el autor como les dé la gana
    C) Curiosamente, unas tiradas y presencia en puntos de venta mínimos

    A X e Y tienes que añadirles tus puntos 5 a 9 y A a C. Vamos, que en realidad añades el coste de Traducción y aumentas el del autor, y poca diferencia más hay…

    Pero aquí la cultura es muy cara y el tema del precio fijado marca mucho los precios

  6. Tindriel dijo:

    Respecto al libro electrónico, las partidas cambian… relativamente. Por ejemplo, es cierto que no hay costes de almacenamiento, pero los distribuidores, en este caso las librerías on-line, siguen pidiendo unos márgenes del PVP que a mí me parecen exagerados… En mi caso, las librerías on-line me piden no menos del 20% del PVP. Y no olvidemos que el IVA de los e-books es del 18%.

    Que conste que no estoy defendiendo en ningún caso los precios actuales, y menos en e-book, sólo señalo algunos datos…

  7. Todo eso es cierto. Pero el primer problema es la economía de escala, y basta con conocer a cualquier editor. No se pueden tener libros baratos con las tiradas ridículas que tenemos, y precisamente luego donde quieren crujir a base de bien a la gente es en los bestsellers. De todos modos cuando se comparan algunas ediciones el precio español no es tan caro, aunque en otras es escandaloso. Eso sin contar con nuestros bajos salarios, que hacen que todo nos parezca más caro

  8. Tindriel dijo:

    Parece que mi anterior mensaje no salió… En fin, a ver si me sale igual de claro que antes:

    Las veces que yo he tratado con agentes de autores extranjeros me he encontrado con un dato curioso, además del adelanto y el porcentaje por derechos, suelen establecer unos mínimos de tirada y presencia para la publicación…

    Así pues, además de los costes 1 a 8 (el 6 y el 9 no existen, ya que los distribuidores no entran en el reparto de la tarta y no existe un coste asociado a minoristas más allá del porcentaje que reciben) hay que añadir el coste de traducción, quedando como siguen los costes:

    1. Adelanto para el autor
    2. Margen de beneficio del autor/editor extranjero (tú firmas por un porcentaje que ellos se reparten). Y del ilustrador si procede
    3. Margen de beneficio del editor
    4. Coste de la traducción y margen de beneficios cuando lo hay
    5. Coste de promoción
    6. Coste de producción (diseño, maquetación, impresión, etc.)
    7. Coste de distribución
    8. Margen de beneficio del minorista.

    También hay que tener en cuenta el precio fijo de los libros que existe en España y la libertad de fijarlo que hay en países anglosajones.

    ¿Justifica esto el aumento? No necesariamente, pero al menos intenta explicara algo…

    • multimaniaco dijo:

      Hola Tindriel,

      tu comentario anterior está, pero no se publicó inmediantamente por la moderacción de comentaristas nuevos, ¡bienvenida!

      Respecto a precios, lo que señalas en el primer comentario es un hecho, y yo creo que la hinchazón en el tema de los ebooks obedece fundamentalmente al miedo a canibalizar tus ventas físicas y alienar a tu canal distribuidor, y a la pérdida de esos margenes amplios que te dejan absorber las apuestas por libros que no triunfan (y que permiten también hacer una labor editorial menos rigurosa, según se mire). Esto realmente da para otro post.

      Respecto al segundo comentario; los mínimos de tirada y presencia tienen sentido para evitar políticas de “tierra quemada” por parte de editorial desaprensivas o simplemente con poca conciencia de su verdadera capacidad: las que compran un libro, no para publicarlo, sino para que no lo saque la competencia, o lo compran y luego no pueden publicarlo en condiciones. En esos casos el mercado permanece cerrado para el autor, que tiene que esperar a que reviertan los derechos a menos que haya incluido este tipo de claúsula.

      Creo que haré este mismo análisis para el libro online y probamos a comparar…

      • Tindriel dijo:

        No, si lo de la moderación me había parecido leerlo, pero como andaba medio dormida…

        Precio de ebooks: la gente, con razón, habla de la eliminación de los costes de almacenamiento y distribución, pero pocas veces tienen en cuenta que los distribuidores pertenecen a la editorial, que no suele estar dispuesta a perder un duro😉

        Los ebooks dan miedo por desconocimiento. Suponen la transformación de un negocio, y ya sabemos lo conformistas que somos todos.

        Y me gusta la idea de comparar🙂

  9. No me hagáis mucho caso porque cito un poco de memoria, pero el adelanto que pedían a Ediciones B por publicar Yo soy Charlotte Simmons de Tom Wolfe era como para echarse a temblar. Algo parecido ocurrió cuando se empezó a editar manga en España: los japoneses pedían cantidades astronómicas, y no había manera de bajarlos de la burra, si no era esa cantidad ni se molestaban en hablar. O repercutes esos costos en el precio, o eres un kamikaze. No es “déjame editarlo y ya si eso te pago tu parte”, sino que se piden adelantos, y si te va mal es tu problema.

    Tampoco hablemos mal de las editoriales, y no es lo mismo Salamandra con HP que Acantilado con Heimito von Doreder. Cuando se publicó Vida y destino los artículos sobre ella la trataban como una verdadera proeza editorial, buscar un buen traductor y arriesgarse lo más seguro a no vender ni cinco mil ejemplares y como mucho no perder pasta. Pero fue un gran éxito, y es como para alegrarse.

    • Tindriel dijo:

      El adelanto estándar en España es de 6.000 euros. Y de ahí en adelante, el cielo, claro…

      Y es normal repercutirlo en el precio (normalmente se calcula el punto de equilibrio y se ajusta el precio a éste), pero lo que no es normal es que se defienda ese modelo como único. Hay otros y funcionan: Anagrama no paga casi adelantos, Anaya defiende no pagarlos nunca (y no lo hacen), etc. Y yo, que tampoco he inventado nada, no los doy. Incluso a autores que suelen cobrarlos, a cambio de un mayor porcentaje de beneficios.

      Creo que ese es el camino a seguir y la transformación necesaria. Hasta entonces todo será bastante igual a como es ahora…

      • Creo que a Herralde todavía le escuece el adelanto que le pidió Marías por el último libro que publicó con ellos, y el de Madera de boj también fue bonito y no sé si lo habrán amortizado.

        En mi caso si al final me publican lo que me han dicho todo el dinero va a sufragar los gastos del libro, y a partir de ahí al 50%.

  10. Tindriel dijo:

    Hombre, hablaba en general, que luego siempre hay excepciones a la regla😉

    ¿Al 50% de beneficios o de PVP?

  11. Pingback: Twitted by Gemafalda

  12. Yo soy de las que prefiero leer un libro en su idioma original, si puedo, claro. Por ello me compro los libros de autores ingleses/estadounidenses/canadienses (o que, simplemente, han estado escritos al inglés) en inglés, y los de autores que escriben en español, en español. Pero tras leer lo que cuentas, creo que el problema es eso de que el PVP esté fijado. Hace 6 años que vivo en Londres y el precio de los libros es ridículo. Es verdad que, la mayoría, son de autores que escriben en inglés, pero también he visto muchos traducidos. Sin ir más lejos, me compré uno de Isabel Allende, “Portrait in Sepia” y me costó menos de 10 libras. Entonces, ¿por qué un libro también traducido en España es más caro? Pues supongo que será por eso del PVP. Si tú dejas que un librero venda los tres últimos libros más baratos, simplemente porque le ocupan espacio y porque lleva 2 años sin venderlos y, en ese espacio, puede poner tres copias más del último bestseller, seguramente los venda. Yo misma he comprado libros que no tenía intención de comprar simplemente porque me daban dos al precio de uno, así que, te compras uno que quieres, y coges otro al azar, seguramente porque tiene una portada que te mola🙂

    Creo también que es el mismo problema que con los CDs/DVDs. Hay veces que vale la pena ponerlos más baratos, porque habrá más gente que, si ve que puede comprarse dos por el precio que antes podía comprarse uno, se comprará cuatro. Sale ganando él y sale ganando la tienda, porque si todos hacemos lo mismo, el próximo pedido podrá ser mayor y el precio por unidad, menor. No sabéis el placer que me da aquí poder comprarme DVDs a 8 libras, pero de películas que se estrenaron hace menos de un año. Eso en España es impensable. Y es simplemente la ley de la oferta y demanda: cuanto más compremos, más baratos podrán ofrecerlos las tiendas🙂

  13. Liquem dijo:

    Hola

    Sólo dar un par de apuntes que creo que faltan. Habría que entender y explicar ley del precio fijo. Sí alguien aboga por la eliminación de este, por favor, que antes intente enterarse del ejemplo mejicano. También recordar que a pesar de que hay diferentes precio en las traducciones, estos son bastantes bajos para el traductor y de coste alto para el editor, además están los derechos de autor que también tiene el traductor… (y eso que a la mayoría se les sigue maltratando). El tema de la distribución en España que es terrorífico, carísimo y en manos de unos pocos (¿adivinan quién y por qué?)A modo de anécdota deciros que los editores explican que los primeros libros se distribuían con el tabaco porque, este sí, llegaba a todos lados… y un largo etcétera. En mi pueblo el estanco es el único lugar en el que se venden libros… si lo piensas fríamente es demencial.
    En cualquier caso sólo deciros que con todas vuestras quejas y todo lo malo, que también tiene claro, el sector editorial, vivimos un momento dulce, con montones de editoriales independientes que hacen libros muy cuidados y muy valiosos con apenas recursos: Libros del silencio, Minúscula, Errata naturae, Libros del ático y un largo etcétera. Gente joven en su mayoría y con ilusión… Así que les animo, con toda humildad, a fijarse también en la calidad del trabajo y a aprovechar este momento desviándose de los grandes.

    Saludos cordiales.

  14. Pingback: Memercicio - Begoña Martínez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s