Nuestra forma de ver historias

Este fin de semana me lo he pegado encerrado en casa con mi pequeña Lady Sith. Estaba un poco malita y el tiempo tampoco ha ayudado, así que nos hemos armado de paciencia, dibujos animados y juegos y nos hemos divertido juntos. Me encanta poder compartir con ella un trocito de mi propia infancia, de modo que he recuperado para ella algunas cosas que a mí me encantaban. Intento no abusar, después de todo son para ella y no para mí, pero combinamos Código Lyoko, Bob Esponja y Phineas y Ferb con Sherlock Holmes de Miyazaki, Mazinger Z y Comando G.

En el caso de estas dos últimas, lo único que conocía ella son las canciones, a través de un CD que suena permanentemente en mi coche, y su reacción no ha sido particularmente efusiva.  El caso es que esas dos series no han soportado tan bien el paso del tiempo como los dibujos de Miyazaki, que sí que le encantan. Los dibujos son poco brillantes, y la música setentera  machacona, y sobre todo se nota el paso del tiempo en tramas y situaciones, sobre todo en personajes machistas y estereotipados. Aunque hay chicas que plantan cara (como Sayaka y Princesa), al final casi siempre se conforman con sus roles secundarios. No creo que todas las historias tengan que ser paritarias ni mucho menos, pero sí me gustaría que tuviera ejemplos de aventuras protagonizadas por hombres, por mujeres y por ambos. No voy a vetar “La Isla del Tesoro” porque sólo salgan hombres, pero creo que también debería tener historias como Mulán.

Lo más chocante para mí de ver estos dibujos es ver que el apego por ellos se basa en una idea general carente de detalles. En cada episodio algo hace saltar un recuerdo en mi interior, y me sorprendo al ver cómo eran; ver el robot momia gigante o la anémona monstruosa enfrentándose al Fénix, volver a ver ese primer capítulo donde (¡SPOILER!) nada más empezar el Barón Ashler, acompañado por las crueles Máscaras de Hierro mata a la hermana de Koji y Shiro sin ningún reparo ni piedad. Y no puedes evitar pensar en cómo ha cambiado la forma en que vemos la ficción.

En ese momento, recibías la serie tal cuál te la daban. Programada en una de las dos cadenas existentes. Un único pase. En una tele en blanco y negro. Sin saber si el orden de los capítulos era el correcto, sin siquiera plantearte esa pregunta. Sin resúmenes de lo que había pasado en capítulos anteriores. Sin posibilidad de volver a verlo si te lo perdías. Suplíamos estos problemas prestando atención. Devorando los capítulos, sin despegarnos de la pantalla. Los ratos de tranquilidad que los dibujos daban a nuestros padres seguramente eran tan valorados por ellos como por nosotros.

Y luego, echando mano a todos los refuerzos posibles. El álbum de cómic que adaptaba ese capítulo de Mazinger y que suplicabas que te compraran. El álbum de cromos que te presentaba los personajes y los capítulos más memorables, y que casi siempre quedaba incompleto. Incluso con aquella cinta de audio Ferro con la que tu padre o tu tío grabó el audio de un capítulo y que escuchabas en trayectos de coche de 12 horas sin cinturones de seguridad.

Y sobre todo apoyándote en el amigo que te contaba el capítulo que te habías perdido con todos los detalles posibles. Y a veces, los niños somos así, añadiendo elementos de su cosecha. Y tú mismo los recordabas a veces como te hubiera gustado verlos y no como fueron. Y a veces los rehacíamos conscientemente. E imaginábamos los finales de las series cuando nunca llegaron, como en el caso de Dragones y Mazmorras. Y escribíamos el futuro de los superhéroes Marvel y sus heroicas muertes finales en largas tardes de verano cuando aún no habíamos leído Días del Futuro Pasado ni nada parecido. Y a veces descubrías, tarde, que unos dibujos no habían sido así, y que eso nunca había pasado. Y te quedabas con la versión de tu amigo porque era mejor.

Hoy tienes a un click de distancia cada mínimo detalle sobre cualquier ficción. Listados de capítulos, sinopsis, vídeos de youtube, descargas, bandas sonora, sesudos artículos de wikipedia, los cianotipos de la cubierta 66 del Enterprise. Me pregunto si alguna vez alguna serie será tan legendaria para Lady Sith como lo fueron estas para mí. Espero que sí.

Bola extra: en el blog de Julián Villanueva, uno de mis profesores de Dirección Comercial y Marketing en IESE he encontrado una estupenda reflexión relacionada, aunque desde otro ángulo. No se la pierdan.

Acerca de multimaniaco

Part-time business and scientific hero with villainous plans to rule the world and make it a better place.
Esta entrada fue publicada en Cambio, Personal, TV y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Nuestra forma de ver historias

  1. srtalicia dijo:

    Antes las historias las construíamos en torno a las lagunas de información. Aquel que había visto todas las temporadas de Dragon Ball Z era un Dios, porque básicamente había tenido que pasar por un entramado de dificultades increíble para conseguirlo. Los colegas te contaban, te enterabas por ahí de cómo iban las cosas y aceptabas que te pusieran siempre las mismas temporadas de los dibujos y, encima, desordenadas. Ahora te hacen eso, apagas la TV y te vas a descargarlo. Ahora sabes hasta el sabor de helado preferido del manga que estás viendo. Sí que es divertido, pero en parte se ha perdido un poco la magia… Snif.

  2. Imperator dijo:

    Cambias unas cosas por otras.

    La capacidad de compartir que tenemos ahora es mucho mayor de la que teníamos de niños. Ojalá de niño hubiera podido hablar de mis cosas en Internet como ahora puedo. La de cosas que habríamos podido crear como las que creamos ahora.

    No es bueno ni malo. Es estar presente en el momento que nace algo que lo cambia todo. No sé si tu hija vivirá algo así o vivirá en un momento en que el cambio estará consolidado.

    Somos pioneros en una frontera por descubrir. Que le vayan dando a la nostalgia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s