Estrategias de archivado y copia de seguridad de fotografías

Lamentablemente, todos nosotros hemos perdido ficheros importantes en alguna ocasión, y las fotos son de las pocas cosas que no se pueden reemplazar en un centro comercial bien abastecido con una tarjeta con suficiente crédito. Recientemente he hablado con una amiga que tiene todas sus fotos atrapadas dentro del disco duro de un portátil muerto, y yo mismo perdí algunas fotos hace año por culpa de un disco Lacie con apenas dos años que se convirtió de golpe en un sonajero USB en mitad de un traslado de datos a un nuevo PC de sobremesa.

No dejes que tus recuerdos se desvanezcan
I got the rhymes and beats...
I got the rhymes and beats… de AndYaDontStop, Flickr

Aunque cada vez hay más herramientas y servicios de recuperación de datos a precios asequibles, lo único que realmente se interpone entre nuestras fotos y la catástrofe es una buena política de copias de seguridad. Escribo por supuesto desde la perspectiva del aficionado y no del profesional, que se juega mucho más y para el que una estrategia de gestión de contenidos digitales integral no es algo opcional. Voy a hablar de lo que hago yo, lo que me funciona y lo que no.

La primera regla del club de la copia de seguridad

Primero, algo obvio pero a menudo olvidado: los datos no existen a menos que estén en al menos dos ubicaciones distintas. Y distintas no son dos carpetas en el mismo disco, ni dos particiones del mismo disco. En realidad, ni siquiera dos discos duros en la misma habitación. Sí sólo tienes tus datos en un sitio, no tienes copia de seguridad.

Aquí toca poner en la balanza el esfuerzo y coste con el valor sentimental y la inversión de tiempo que asignamos a nuestras fotos; si realmente no quieres perder tus fotos, entonces uno de tus discos de copia debería estar situado en otra ubicación y accesible por red, de forma que un incendio o un robo no te despojen tanto de original como de copia. El equilibrio más normal es asegurarse de que en cualquier ausencia más o menos prolongada una de las copias viaje contigo o esté fuera de casa. Si no es así, basta con tener un dispositivo físico de copia, del tipo que sea. Dado que yo funciono con un Mac Book Pro, en mi caso es una Time Capsule de Apple, que guarda una copia de seguridad incremental diaria del disco duro de mi portátil de forma automática a través de la conexión wifi usando Time Machine.

Qué, cómo, con qué frecuencia

A la hora de hacer copia de seguridad hay que pensar en las siguientes cosas:

  • ¿Qué es lo que vamos a copiar? La tentación es decir “todo”, y si puedes permitírtelo, adelante. Pero todos sabemos que a poco que uno tenga el disparador de la cámara un poco alegre, las fotos se acumulan, superando rápidamente nuestra capacidad de procesarlas. Y los ficheros RAW son grandes (porque disparáis en RAW, ¿verdad?). Y enseguida estamos comprando discos externos cada vez más grandes, hasta que acabas reservando una esquina del salón para un RAID. Lo cierto es que hay varias formas complementarias de manejar y mitigar esto; una es ser un editor estricto y borrar todas esas fotos que son malas y las que no vas a procesar jamás. La que seguimos los que no conseguimos ser tan duros, es hacer una copia de seguridad del catálogo o catálogos de Lightroom y los ficheros RAW. Los JPEGs pueden volver a obtenerse a partir de esto.
  • ¿Cómo? Como he comentado en el apartado anterior, lo mejor es una solución que se ejecute sola, de forma incremental, en segundo plano, y sin intervención por nuestra parte. Usad un disco siempre conectado o de red, o con acceso wifi, programando una copia de carpetas con el administrador de tareas del sistema, o utilizad un software específico como Time Machine, pero no hagáis que esta tarea dependa de que vosotros pulséis un botón o conectéis algo; os encontraréis con cuando lo necesitéis, vuestro backup más reciente será de hace un año. Me ha pasado.
  • ¿Con qué frecuencia? Depende de vuestro ritmo de actualización y cambios. Idealmente copia diaria, como poco semanal. Perder las fotos de la última salida es un drama, o la última sesión de proceso. Nuevamente, dependerá de cuánto quieres invertir en espacio de disco, de modo que el número de copias incrementales sea el que necesites y te permita corregir errrores como borrados accidentales de datos.

Ya tengo mis copias, ¿y ahora qué?

Pues toca una tarea más: comprobar que se pueden recuperar los datos de la copia, particularmente si pretendes archivar definitivamente algunas fotos. No sería la primera vez que veo tirar de un backup, y oigo gritos de terror cuando descubren que éste no funciona. No os fieis y haced pruebas, particularmente para cosas importantes.

Sólo tenemos que evitar al guardián y sacar las copias de la cripta…
Wasting Away
Wasting Away de country_boy_shane, en Flickr

¿Y qué hay de la nube?

Me agrada que me hagas esa pregunta; lógicamente, guardar tus fotos online es una de las mejores garantías, aunque en este caso yo opto por guardar JPEGs finales, dado que pueden visualizarse fácilmente y ocupan menos que los RAW. Una cuenta Pro de Flickr tiene un precio muy moderado, ofrece almacenamiento ilimitado y las fotos pueden mantenerse ocultas con sólo establecer la visibilidad como privada, sin perjuicio de poder luego publicarlas a voluntad o enviarlas a servicios de impresión.

Otra opción es comprar espacio de almacenamiento en Google y utilizar álbumes de Picasa; en mi caso utilizo ambas cosas, ya que uso Lightroom para procesar, Flickr para publicar la mayoría de fotos y Picasa para clasificar las fotos familiares y compartir fotos con amigos mediante álbumes web. El etiquetado de caras de Picasa es muy útil para localizar fotos familiares, se integra con la agenda de Gmail, y además ahí guardo también fotos recibidas de otros, de la cámara compacta y del teléfono móvil.

Para hacer copias de seguridad del catálogo de Lightroom, esa base de datos donde se guardan todos los ajustes que hacemos a los RAWs, una buena solución es usar una carpeta de Dropbox. En realidad y adquiriendo espacio de almacenamiento, puede ser una opción viable para guardar nuestras copias de seguridad, con la ventaja de que permite sincronizar las carpetas de varios ordenadores, recuperar ficheros borrados y acceder desde cualquier lado a través de la interfaz web.

¿Qué marcas son de fiar?

Tanto yo, como varias personas de mi entorno hemos tenido problemas con discos Lacie como contaba al principio. Iomega también se ha unido a la lista de vetados tras otro sonajero usb con menos de un año tras golpearse accidentalmente y mi problema más reciente, un disco completamente nuevo que venía averiado de fábrica.

El problema con estos fabricantes es que los discos en sí son Samsung, Seagate, Hitachi, más o menos los mismos en todos los casos. Lo que varía enormemente son la calidad de las carcasas, del anclaje y amortiguación de los discos dentro de ellas y de los elementos de alimentación y conexión. Si tu disco se estropea y no es un sonajero USB (el temido “clac clac clac”), siempre puedes probar a abrirlo y conectar el disco duro con un adaptador USB para recuperar los datos.

La marca que me recomiendan con más frecuencia es Western Digital. Hay soluciones más profesionales en forma de carcasas para montar discos en arrays redundantes (los RAID), pero ya cuestan más dinero y compensan si te va algo más en esto. En los artículos que enlazo al final se mencionan.

 No me etiquetéis si subís esto a MinoicBook, que mi novia cree que estoy asediando Troya.
Salto sobre el toro
Salto sobre el toro de oboulko, en Flickr

Nada vive para siempre

Como veis, hay que invertir tiempo, dinero y esfuerzo en garantizar la supervivencia de nuestras fotos, y aún así cabe preguntarse, ¿durante cuánto tiempo? Los discos externos acabarán muriendo. Los DVDs y CDs se degradarán y se volverán ilegibles. Las fotos impresas amarillearán y se deteriorarán. Los negativos mejor conservados acabarán desintegrándose. Los frutos de nuestra afición y esfuerzos tienen los días contados. Quizá 10 años, quizá un par de cientos, pero nuestras fotos desaparecerán.

Salvo que digitalicemos, compartamos y categoricemos. Nuestra mejor esperanza de que una de nuestras fotos perviva es compartirla. Usando licencias abiertas, formatos estándar. Las fotos en los discos duros están muertas. Seguramente hay miles de fotos sin procesar que no verán la luz en tu propio disco duro. Mándaselas a tu familia, compártelas con los amigos, publícalas, súbelas a la web, licéncialas con Creative Commons, da permiso para que se usen en Wikipedia.

Tu única esperanza de acercarte a ese pintor del fresco minoico de la foto de arriba es o bien grabar tus fotos en piedra en un lugar geológicamente estable, o diseminar tu foto con la esperanza de que se convierta en una imagen icónica y siempre haya una copia en alguna parte.

Más información (en inglés) en: Backing up your photos y Keeping your photos safe whilst travelling.

Acerca de multimaniaco

Part-time business and scientific hero with villainous plans to rule the world and make it a better place.
Esta entrada fue publicada en Aficiones, Fotografía, Ocio, Tecnología. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Estrategias de archivado y copia de seguridad de fotografías

  1. nach dijo:

    Mi solución también es tener las fotos en el iMac y dejar que Time Machine se encargue del resto (vía Time Capsule). Copia diaria. De TODO. Sin ruido, sin pensar. Y creo que debería hacer una tercera copia de cuando en cuando en otra parte (con Chronosync o similar).

    El almacenamiento en la nube no me convence; Flickr tiene “su” interfaz, y otras soluciones tipo Dropbox de momento son caras relativamente. Nada que pueda competir con un disco externo de 500GB y 50€.

    Respecto a las marcas coincido, he tenido dos discos USB IOmega y se han ido a la mierda los dos; uno por la tarjeta conversora USB/IDE y otro por la fuente. WD tengo de hecho 6 discos (3 de 1.5TB iguales, 1 de 3TB y 2 de 2.5″ y 500 y 750GB respectivamente) y sin problemas. Así que tu recomendación me cuadra.

    Y respecto al NAS, yo es a lo que tiendo; pero no hay que olvidar que un NAS NO ES una solución de backup. Si tienes un RAID1 con dos discos en espejo y al sistema operativo le da por decir “huy, que te he borrado esta carpeta”, se acabó, no hay respaldo. Sigue haciendo falta un backup. al final todo se resume en una cuestión de dinero: 600€ en un NAS con 4 discos de 2TB en RAID5, más 300€ en dos discos de 3TB de backup diario desde el NAS. Todo eso para 6TB de almacenamiento “seguro”. Y claro, las cuentas salen mal x)

  2. Cesar, olvídate de la nube. Por mucho que los gurús y los vendehumos hablen de lo “cool” que es, y que te pases a la “era-post-pc” y dejes el cuidado de tus datos en sus manos, hazte fuerte en tu casa.
    ¿Cuántas cuentas de blogger, flicker o similares se han borrado por un “error informático” y los usuarios se han terminado quedando a dos velas?

    Yo también me olvidaría de formatos propietarios y programas de backup “profesionales”.
    Con una copia incremental de los datos tal cual (con los que puedas trabajar sin tener que andar haciendo restauraciones), problema solucionado. Y eso se puede solucionar con unos simples scripts (cuesta hacerlos al principio, pero una vez que están hechos, son totalmente fiables)
    También me olvidaría del wi-fi como conexión para el backup. La corrupción de datos (y cada día hay más cacharros que te crean interferencias) te aseguran algún que otro quebradero de cabeza.

    Los RAIDS están bien para temas de velocidad de acceso a disco, y queda muy “pro” decir que tienes uno en casa, pero tampoco te aseguran nada.
    No hace falta hacer copia de seguridad a diario, sólo cuando hayas metido datos nuevos.
    Con tener un disco para las copias, y pincharlo sólo cuando vayas a hacer la copia, problema solucionado. Si no está conectado cuando hay una subida de tensión, no se te freirá junto con tu equipo🙂

    Los discos duros son muy falibles. Todos ellos.
    No se trata tanto de marcas como de cuanto los muevas. A más viajes, más posibilidades de que casquen. Así que muevelos sólo cuando sea necesario.

    … y creo que eso es más o menos todo.

  3. multimaniaco dijo:

    Gracias a los dos por los comentarios. Como habéis visto, la perspectiva del artículo es garantizar la copia de datos para alguien que no realiza una actividad profesional y por tanto probablemente no desea invertir un pastizal y un tiempo desmedido en ello, pero que sí tiene interés en alcanzar una seguridad razonable. En realidad el objetivo de la anotación es hacer pensar y hacer ver que hay que buscar compromisos, no tanto dar soluciones perfectas generales, porque no las hay.

    El tema que comenta Javi acerca de las soluciones propietarias, pues yo diría que depende de la solución propietaria; recuperar cosas selectivamente de un backup realizado con una solución de EMC en un PC ha sido una pesadilla, debido a que lo guarda todo en su propio formato, mientras que obtenerlos mediante Time Machine ha sido relativamente indoloro. Si la solución propietaria funciona bien, creo que es un buen compromiso. Los scripts pueden ser mejores, pero suponen una inversión de esfuerzo y conocimiento que no todo el mundo está dispuesto a hacer, particularmente si eres un aficionado a la fotografía pero no tanto a la informática.

    Respecto a la nube: efectivamente, yo la veo como algo complementario a las copias de seguridad, no un sustituto. Si realmente tú lo que quieres es no perder las fotos familiares, yo creo que un almacenamiento online no hace daño, aunque efectivamente tampoco son 100% seguros ni comparables en precio.

    Y respecto a discos duros, wifis y demás. Yo trabajo con un portátil, no un sobremesa. Diría que cada vez hay menos gente que reserva un sitio en su casa o elige sentarse en un sitio específico para ponerse a trabajar (al menos desde la perspectiva del aficionado). Como cuento, mi experiencia es que si mi backup depende de que enchufe un disco y le de a un botón cada vez que cambio datos, el resultado es que acabo sin backup.

    Yo descargo fotos cada 2-3 días, y luego hago cambios de proceso. Por eso el backup incremental diario automático es la mejor solución para mí.

    Y como también digo arriba, creo que si te dedicas profesionalmente a esto y tus fotos y proyectos valen dinero, más vale que pagues a un informático competente para que te monte una estrategia de copia de seguridad seria. No me quiero imaginar que pasaría si se pierden las fotos de la boda de alguien.

    Nos leemos,

    César🙂

  4. Lolo dijo:

    El mejor gestor de backups sin duda: el rsync😀 Desafortunadamente llevo un tiempo con Windows y he tenido que adoptar otras soluciones.

    Ahora mismo tengo una torre de PC con dos slots SATA en la parte superior. En estos slots pincho directamente un disco SATA de 3,5 o 2,5. Tengo un par de discos de un tera cada uno exclusivamente para backups. Uno de ellos está contínuamente “enchufado” y sincroniza las carpetas importantes que tengo configuradas (documentos y fotos). Para ello uso una aplicación llamada AllwaysSync, que me va bastante bien y lo que hace es comprobar el timestamp de los ficheros y los copia directamente al destino. Nada de formatos propietarios, directamente recrea las carpetas.

    El otro disco duro está en casa de mis padres. Cada vez que voy para allá, me llevo el disco sincronizado y les pego el cambiazo. Cuando ambos discos estén llenos, los dejaré archivados y los sustituiré por sendos discos de dos teras, con lo que contendrán todos los datos de estos, más los nuevos que estén por venir.

    Para copias en red de ficheros importantes (backups de código de proyectos y cosas así) suelo usar, además de lo anterior, dropbox y gmail. Estamos hablando de ficheros de texto comprimidos que no ocupan apenas espacio, por lo que tengo mucho espacio disponible para estos menesteres.

    ¡Buena entrada! ¡Tengo pendiente escribir una así en mi blog!🙂

  5. Para Windows PureSync va genial. Backups o sincronización, lo que quieras.

    Yo trabajo con PC de sobremesa, el portátil lo uso menos (tampoco viajo demasiado). Y prefiero conectar un disco externo una vez por semana, y dejar que PureSync haga la sincronización que tengo progamada. Después de ese, tengo programado un backup incremental en otro disco externo.
    A Flickr y 500px subo algunos JPGs (y a G+ también), pero los que voy a enseñar, no los uso como backup. Y Dropbox tampoco lo uso para esto.

    De momento no tengo opción de dejar uno de los discos en otra ubicación, porque en casa de mis padres, mi hermano tardaría nada y menos en pisparme el disco para su uso personal ¬¬
    Así que con esas dos copias de los RAWs y el catálogo de LR exclusivamente, me vale.
    Si se pierden, lo asumo. Como no me dedico a la fotografía, después de maldecir unas cuantas horas, me hago a la idea y a por otra cosa🙂

    Si tenéis más ideas soy toda oídos.

  6. La opción de PureSync me parece perfectamente válida (sincroniza carpetas entre dos unidades y no tienes porque crear un archivo que sólo se va a poder leer con ese programa)
    Yo en caso de windows habría tirado por la opción de la línea de comandos y un script con Robocopy (que también permite copias incrementales) en el programador de tareas, como alternativa a RSync + Cron (que es lo que uso en linux), pero eso ya son manías personales.

    Si nos ponemos muy paranóicos, el tema de “Datos en otro edificio” no lo veo tan crítico. Nos puede servir un disco externo que no esté permanentemente conectado a la red eléctrica (con lo que nos libramos de que se quede frito caso de una subida de tensión)

    En otro orden de cosas, tampoco suele estar de más el tener una copia (con contraseña) de certificados digitales y demás documentos de ese tipo. No recomendaría dejar ese tipo de cosas en Dropbox… pero la pereza y la comodidad son muy puñeteras.

  7. Perfida dijo:

    Me ha parecido interesantisimo. De hecho estaba considerando la nube no solo para fotos, también para otro tipo de documentación y estaba dudando. Me has despejado muchas interrogantes.

    Por cierto, soy Pérfida
    Un saludo coleguita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s